• FonicaNews

Los deportes electrónicos están madurando como industria

Los deportes electrónicos o eSports son uno de los segmentos de más rápido crecimiento en los medios y en la industria del entretenimiento, generando casi $2 billones de ingresos anuales. De hecho, las últimas cifras de Intelligencer revelan que 29.6 millones de personas ven eSports cada mes, una cifra que se prevé aumente a 31.4 millones en 2023. Mientras que menos del 1 por ciento de los jugadores pasarán a convertirse en equipos profesionales de los eSports compitiendo por un premio multimillonario de dólares, las oportunidades profesionales dentro del ecosistema de los deportes electrónicos son muy variadas y evolucionan desde la programación, el desarrollo de software y la producción de videos, hasta el diseño gráfico, el marketing digital, la gestión del talento, el entrenamiento, la planificación de eventos y más.

Para las escuelas y universidades, invertir en tecnologías de eSports, crear laboratorios y equipos en este segmento está demostrando ser una herramienta de reclutamiento valiosa y un diferenciador para los estudiantes que se preparan para carreras en un mundo laboral cada vez más digital. En el espacio postsecundario, la Asociación Nacional de Deportes Electrónicos Colegiados (NACE, por sus siglas en inglés) informa que más de 170 colegios y universidades en los Estados Unidos tienen programas de eSports y ofrecen más de $16 millones de dólares en becas y ayuda financiera a los estudiantes que gustan de estos juegos. Los programas de grado en eSports también están comenzando a surgir; en las escuelas intermedias y secundarias, este tipo de laboratorios mejoran las iniciativas STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) y STEAM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemáticas)y ayudan a fomentar culturas de inclusión, diversidad y equidad.

Hecho: 50.4% de los estudiantes de secundaria que buscan becas de eSports quieren estudiar Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas en la universidad.

La investigación muestra una superposición significativa entre los beneficios de los eSports y los deportes tradicionales. Estos incluyen: colaboración y trabajo en equipo, mayor compromiso académico y social, pensamiento crítico, interés temprano en STEM, habilidades de aprendizaje socioemocional y oportunidades de becas.