• FonicaNews

Los Tabaleros en el Autocine al Río



Llegaron manejando un auto que simulaba ser el Delorean de Volver al futuro. Como rockstars o más bien folklorestars, hicieron su entrada triunfal al complejo del autocine al rio en la noche del viernes. Y sí que estuvieron a la altura del espectáculo que iban a dar. Los Tabaleros, esta banda de folklor surrealista (como alguna vez ellos lo definieron) que combina armonías corales, guitarras criollas y bombo legüero (propios del género) con tintes de rock, cumbia, punteos filosos y una estética original. Sin cabida a los estereotipos. Resultado: una potencia que hizo pogear a los autos ¿Quién dijo que el folklore no tiene pogo?


Con gran convocatoria, hicieron un recorrido por su amplio repertorio. Desde momentos para bailar un lento romántico con “Chiquita”, que estuvo bien acompañado con las visuales de la pantalla gigante del autocine. Hasta hits potentes como “Escalera” y “Demonio Paraguayo”. Dieron un show audiovisual completo, explotando el recurso de la pantalla del autocine, cosa más que interesante de esta nueva normalidad. Musicalmente sonaron 10 puntos, el Dr. Kurnicopia, su cantante principal tiene una voz inconfundible y potente que sabe transmitir todo lo que canta. Y junto al resto de la banda son realmente virtuosos con sus instrumentos.



Muchas celebridades e influencers presenciaron el recital, entre ellos el Mono de Kapanga. Pero faltaba la sorpresa de la noche: el Mono bajó del auto y con el barbijo puesto subió al escenario para cantar “El Amor no existe” y “El Mono Relojero” (esta última de Kapanga con su famoso estribillo “andate a dormir vos”). Fue el punto máximo de esta fiesta que fueron Los Tabaleros en el Autocine Al Río.



Tanto es así que algunas personas del público saltaron y pogearon dejando atrás todo tipo de protocolo. Yo decidí mantener la distancia y el barbijo, pero no los juzgo. La potencia del Delorean de Los Tabaleros es tal que los llevó al pasado. Cuando podíamos saltar juntos y pegados al ritmo de sus canciones. Ya volverán esos tiempos. Mientras tanto, hacerlo desde el auto no estuvo nada mal.


Texto: Tomás Sánchez de Bustamante

Fotos: Pedro Carricaburu

Cobertura de Fónica News.



13 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • Icono social de YouTube
  • RSS Icono Social

Todos los derechos reservados © 2020 FonicaNews